Homero

Nos distinguimos por nuestra: Calidad, exclusividad y espíritu artesanal.

Toda pasión inicia con una historia y la nuestra comienza en los años 60 cuando el fundador Homero Pereyra, joyero de banco, inicia su carrera comercializando sus piezas en casas de alta joyería de la Argentina.

En 1972, su impulso innovador, lo llevó a abrir las puertas de su primer local de alta joyería y relojería de venta directa al público. Convirtiéndose, al transcurrir de los años, en una de las casas de joyería más importantes de Argentina. 

Era tal el éxito de sus distinguidos diseños, que venían personas de todo el mundo a observar sus vidrieras e intentar imitar su estilo. Es por ello que Homero tenía a 15 joyeros de banco a su cargo, trabajando para obtener cada 15 días, una joya nueva. 

En los años ’90, se había insertado en el mercado el boom de su colección de piezas de oro, brillantes y caucho. La misma que, a través de una participación en la feria de New York, le permitió en 1999 exportar a Estados Unidos, poseyendo allí, 14 agentes oficiales de la marca Homero.

Sus piezas tuvieron tanto éxito afuera, que en el 2004 abre su primera casa en el pleno corazón de New York; muy cerca de las principales joyerías a nivel mundial. Para seducir a los clientes neoyorquinos, Homero lanza una nueva línea de anillos de oro blanco, diamantes y acrílico; producto argentino totalmente realizado a mano por 20 joyeros.

Actualmente, Homero Buenos Aires es una joyería ubicada en el prestigioso Shopping Patio Bullrich, conocida por su calidad, satisfacción al cliente y trabajo indiscutible.